Cómo alcanzar la felicidad gestionando la incertidumbre

Todos queremos alcanzar la felicidad. Y algunos piensan que la felicidad debe estar necesariamente ligada a la certeza.
Sin embargo, durante los últimos años, más o menos, muchas personas han luchado con la vida haciendo frente a altos niveles de incertidumbre.          Puede que tú seas una de ellas.
¿Te resulta difícil encontrar la alegría cuando las cosas se escapan de tu control?
Ya que la incertidumbre te puede ocurrir, es importante que sepas cómo gestionarla. Voy a compartir contigo mis consejos personales para ello.

Aprende a aceptar la incertidumbre

Nunca podrás controlarlo todo, así que tienes que aceptar la incertidumbre como una parte natural de tu vida. Al menos hasta cierto punto. Esto no significa que tenga que gustarle, pero puede aprender a vivir con ella.

Encuentra el sentido en medio de la incertidumbre


Cuando experimentas la incertidumbre, puede que resultarte difícil encontrarle un sentido práctico. Puede que sientas que estás atrapado en un lugar oscuro y aterrador sin saber qué está pasando. Sin embargo, es posible encontrar sentido en medio de todo ello.
-Busca patrones. Si miras con suficiente atención, te darás cuenta de ciertos patrones. Te darás cuenta de que algunas cosas ocurren a menudo; algunas cosas parecen menos aleatorias de lo que parece, algunas no suelen ocurrir; y otras cosas simplemente siguen ocurriendo a pesar de lo mucho que quieras que paren.
Cuando entiendes que hay una razón para todo (causa-efecto) y las conexiones entre las cosas, encuentras cierta paz en medio del caos.                        Una vez que empieces a ver estos patrones, te darán una sensación de control y previsibilidad.

Desarrolla hábitos y rutinas para tener esa sensación de control.

Desafía tu necesidad de certeza


Una necesidad obsesiva de certeza puede convertirse en una de las principales fuentes de tu infelicidad. Esto proviene de un deseo natural de controlar tu entorno y las personas que te rodean, así como de su miedo a lo desconocido.                                                                                                                  Aunque es importante que tengas cierta sensación de control en tu vida, no puedes dejar que tu necesidad de certeza anule todo lo demás.                  Puede que pienses que es mejor estar seguro que ser feliz, pero, ¿puedes tener una cosa sin la otra?

Consejos para afrontar la incertidumbre

La incertidumbre, por tanto, es una parte intrínseca de tu vida, lo que implica que no puedes evitarla. Por eso, para afrontarla, necesitas una cierta mentalidad que te permita aceptarla como parte de tu vida y aprender a lidiar con sus implicaciones.

1. No todo va a estar fuera de tu control. Es poco probable que se dé una situación en la que esto ocurra.                                                                      Céntrate pues en las cosas que puedes controlar. Planifica lo que esté dentro de tu poder de influencia y céntrate en ello.                                                                                                               

Una de las principales razones por las que a la gente le cuesta enfrentarse a la incertidumbre es porque le tiene miedo. Creen que si no pueden controlarlo todo, lo perderán todo. No tengas miedo. En su lugar, afronta tus miedos. No puedes controlarlo todo, pero sí puedes controlar cómo reaccionas ante ello.    

2 Acepta el cambio. El cambio es una parte natural de la vida. Es algo que ocurre te guste o no. Y cuanto antes lo aceptes, antes podrás empezar a lidiar con él.

3 Planifica lo que puedes hacer. Este es un punto de vista muy realista que te permitirá avanzar y tomar mejores decisiones. No te quedes atascado en los “y si” o en la parálisis por análisis. Márcate un plan de acción y mira cómo puedes convertir la situación en una ventaja. 

4 Pasa a la acción: No te quedes sentado esperando a que ocurra algo, da pasos hacia lo que quieres, aunque sean pequeños. 

5.Toma las cosas paso a paso. No intentes ocuparte de todo a la vez. Afronta un asunto a la vez y no te agobies.

No te apegues a los resultados. De todos modos, no sabes cómo van a salir las cosas. Toma las cosas como vienen y acepta la posibilidad de que las cosas no salgan como quieres. Estate abierto a hacer las cosas de nuevas maneras.

6 Intenta ver la incertidumbre como un reto y no como una amenaza o algo a lo que temer. 

7 Sé valiente para avanzar hacia cosas nuevas.

8 No dejes que la incertidumbre te impida vivir tu vida, de todos modos. Sal y sigue haciendo las cosas que quieres hacer. Experimenta cosas nuevas. Sé aventurero.

9 Desarrolla el sentido de la confianza. No encontrarás mejor oportunidad para desarrollar la confianza que en medio de la incertidumbre. Confía en que las cosas saldrán bien. Aunque ahora no lo veas claro ni posible. Confía en la vida, confía en el universo y por último, pero no menos importante, confía en ti mismo/a. 

10. Prepárate para lo inesperado. No puedes prepararte para todos los resultados posibles, pero siempre puedes prepararte para ser lo suficientemente flexible como para adaptarte a cualquier situación que pueda ocurrir. No lo tengas todo planeado con tanta precisión que tengas miedo de lo inesperado. 

11 Aprende a vivir con la ambigüedad. No todo tiene que ser blanco o negro, correcto o incorrecto, certeza o duda. A veces tu vida es simplemente gris 

12 Identifica las cosas buenas en medio de la incertidumbre. Al final, siempre hay cosas buenas. 

13 Permanece flexible y mantén la mente abierta. Cuanto más puedas adaptarte al cambio o a la nueva información, mejor podrás afrontar la incertidumbre. 

14 Desarrolla tus recursos internos, tu fuerza interior. Existen herramientas psicológicas para lidiar con casi cualquier cuestión. Y una amplia literatura al respecto. Infórmate. Busca. Aprende a confiar en ti mismo y en tus capacidades

15 Pon el foco sobre ti. Encuentra certezas dentro de ti. ¿Qué es lo más  sólido y estable que permanecerá en ti independientemente de los cambios externos que puedan ocurrir? 

16 Visualiza el futuro. Aunque te parezca incierto. Cree que es posible lograr aquello que deseas. 

17 Céntrate en lo que puedes hacer ahora mismo y no pierdas el tiempo preocupándote por lo que pueda pasar mañana o la semana que viene. Vive el presente porque es lo único que tienes, el futuro llegará pronto

El papel de la incertidumbre en la vida: El lado positivo de la incertidumbre

Quiero que veas la incertidumbre desde otra perspectiva, ya que el papel de la incertidumbre en la vida ha sido hasta cierto punto ignorado y minimizado. Sin embargo, influye en el desarrollo saludable de tu personalidad.Puede ayudarte a construir la fuerza de tu carácter. Una persona que ha experimentado una vida llena de incertidumbre puede desarrollar su carácter. Sabe lo que es luchar, enfrentarse a los retos y superarlos para hacer las cosas que son esenciales para él. También supondrá menos miedo al fracaso. Desarrolla la resiliencia. La capacidad de afrontar y recuperarse de las dificultades es esencial en la vida. La incertidumbre puede llevar a situaciones difíciles, pero también le enseña a enfrentarse a ellas, lo que a su vez le hace más resistente.

-Te enseña a ser flexible. La vida rara vez sale como está planeada, así que debes ser lo suficientemente flexible como para cambiar tus planes cuando sea necesario.

-La experiencia de la incertidumbre te enseña a elegir tus prioridades. Cuando te enfrentas a la incertidumbre, debes centrarte en lo que es importante para ti y dejar de lado lo que no lo es. Esto significa que aprendes a priorizar y a centrarte en las cosas que más te importan.

-Desbarata las suposiciones y te proporciona una comprobación de la realidad. Esto puede ser algo bueno, porque te abre a nuevas posibilidades y formas de ver las cosas.

-Te ayuda a vivir el momento. La incertidumbre puede ayudarte a vivir el momento presente cuando no sabes qué va a pasar en el futuro. Cuando te preocupas por el futuro, no estás viviendo el presente. Centrarte en el presente te ayudará a relajarte y a disfrutar más de la vida.

Cuando haces esto estás dejando que la incertidumbre sea un maestro en tu vida (frase para compartir en redes sociales )

Así que, la próxima vez que te enfrentes a la incertidumbre, recuerda que hay una manera diferente de verla. No la ignores ni luches contra ella como si fuera un enemigo. En lugar de eso aprovechar lo que puede aportarte, abrázala y aprende a gestionarla.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *